fbpx
15
Lun, Jul

Más Leídas

Las grandes cadenas de supermercados en Argentina, preocupadas por la retracción de las ventas y un panorama difícil para el resto de 2024, han decidido aliarse con bancos y billeteras virtuales para ofrecer días de descuentos de hasta el 50%. A pesar de la complicada situación económica, las cadenas se mantienen optimistas debido a la moderación de la inflación.

Entre las estrategias que están utilizando para intentar mejorar el panorama, se encuentran acciones de mailing y descuentos en precio. "Directamente estamos volcando todas las tácticas que por ahí nos vuelcan los proveedores a un determinado producto. Estamos haciendo acciones agresivas para captar y tratar de recuperar alguna unidad. No es posible aún, pero seguimos trabajando así en todas las cadenas regionales", explicó Víctor Palpacelli, presidente de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS).

Desde otra cadena importante, revelaron que apuestan a promociones "de todo tipo y color". Entre ellas, se destacan los descuentos por unidad, por volumen, las bancarias, con billeteras virtuales, cupones de descuento para mantener la fidelización, 3x2 y más. "Venimos teniendo más de la mitad de los productos en oferta. Durante el fin de semana fueron casi 20.000. Hasta el año pasado, la cantidad de días de ofertas era de 3 días, hoy son cinco", explicó uno de sus representantes.

Además, se está notando un aumento en la utilización de compras en cuotas. Los bancos y las billeteras virtuales están cumpliendo un rol fundamental en este aspecto. Un representante de la billetera de los bancos reveló que recientemente se firmaron acuerdos con las grandes cadenas de supermercados para aumentar los días de promociones con descuentos de hasta el 50%. Ambos actores buscan su beneficio en medio de la recesión: aumentar las transacciones y mejorar el volumen de ventas. Hoy las promociones son fundamentales y la diferencia sin ellas en el volumen de ventas se siente.

El panorama del consumo

Desde el INDEC hasta las consultoras privadas, se refleja una caída del consumo en una economía que se mueve con un 70% del mercado interno. El INDEC presentó los resultados de ventas de abril en los supermercados, los autoservicios mayoristas y los shoppings. Según el último informe, los supermercados de todo el país registraron una facturación total de 1,33 billones de pesos, con un crecimiento nominal del 246%. Sin embargo, este aumento no fue lo suficientemente alto para superar la inflación, que entre abril de 2023 y abril de 2024 fue del 289,4%. Por lo tanto, las ventas de los supermercados en realidad cayeron un 17,6% en términos reales.

Al analizar las ventas por rubro, se observa que la mayoría cayó en la comparación interanual con relación a la inflación. Los productos de almacén, que representan el 29,1% de la facturación total de los supermercados, aumentaron un 259% en términos nominales, 30,4 puntos menos que el IPC. También quedaron en desventaja los lácteos (282,4%), las carnes (212,8%) y las bebidas (218,5%).

La consultora Scentia mostró que los números de mayo también pintan un panorama difícil. Según su informe, las ventas del total de canales se derrumbaron un 10% en términos interanuales en el quinto mes del año, con una disminución de 10,5% en cadenas y 9,5% en autoservicios. La contracción general acumulada en 2024 hasta mayo roza el 8%. “Si hay una mejora, será hacia fin de año, pero eso no modificará el cierre del 2024, que vemos negativo entre un 7% y un 8% respecto de 2023", afirmó el titular de Scentia, Osvaldo del Río.

Un tercer relevamiento, el de Focus Market, indica que en junio los productos de consumo masivo aumentaron un 4,7% mientras que el consumo cae más que los precios. "La categoría de alimentos, luego de haber llegado a aumentos promedios interanuales de hasta el 300%, al mes de junio desacelera al 220%. Todas las empresas de consumo masivo proponen promociones, ofertas y descuentos para mover excedentes de stock. De cara al futuro, la expectativa es de menor caída en las ventas de categorías básicas con la mejora de la variación salarial frente a la inflación", explicó Damián Di Pace. La mejora real de los salarios y otras medidas que alienten al consumo serán clave para repuntar la actividad económica.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música