Municipio ofrece atención prioritaria a sus contribuyentes

Sidebar

08
Lun, Mar

Local
Typography

Personas embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad reciben una atención prioritaria en el salón de Recaudaciones. Al ingresar tienen orientación y contención por parte de agentes de la Dirección de Recaudaciones.

La Municipalidad de Río Gallegos a través de la Dirección de Recaudaciones brinda una atención preferencial para personas embarazadas, con discapacidad y adultos mayores.

Romina Calbucura, agente municipal del sector de Recaudaciones en el edificio Central del municipio es la encargada de recibir a todos los contribuyentes en el ingreso y orientarlos de acuerdo a la gestión que deben realizar para agilizar la resolución de cada trámite. “Lo primero que se hace es colocar el alcohol en gel” afirmó Romina y explicó que para garantizar la comodidad de personas embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad “se hace una fila aparte y van pasando uno y uno” alternando el ingreso entre los contribuyentes de la fila general y la preferencial. "Al ingresar se les da un asiento y también tienen prioridad (de atención) así que los llaman mucho más rápido” indicó y agregó que en el caso de los adultos mayores –si es necesario- para asegurarse que no se les pase el turno “los orientamos hasta que llegan a la caja que le toca o directamente a automotores, o donde corresponda”.

“Yo digo los números en voz alta para que escuchen” continuó Romina y contó que por la experiencia en las últimas semanas en la que la concurrencia fue masiva ha logrado desarrollar un método para recordar los números que les generó a los adultos mayores y por eso sabe en qué momento les toca: “por lo general me acuerdo el número que ellos tienen por la prioridad, entonces los voy ubicando y sentando de una forma que me oriente para derivarlos a los boxes, y los llevo directamente sobre todo cuando está muy lleno el salón” para evitar que se desorienten.

También Romina comentó: “les ofrecemos agua, si la fila para pagar es muy larga tenemos que salir afuera a buscar a las personas con prioridad y traerlos para hacer una fila aparte, obviamente respetando la distancia”.

Romina señaló que debe cumplir su rol de orientadora “con la mayor amabilidad” incluso cuando los contribuyentes llegan enojados y con algún problema, pero comentó que al salir “siempre se van contentos, saludan al irse” y eso le genera satisfacción, porque una atención personalizada y con cortesía siempre predispone de mejor manera a los usuarios de cualquier servicio.