fbpx
21
Mié, Feb

Más Leídas
Typography

El poder de compra del salario experimentó un drástico derrumbe en diciembre, perdiendo un 20,3% frente a la inflación del 25,5%, según el "Informe sobre la evolución del Salario Mínimo, Vital y Móvil" del Centro de Investigación y Formación (CIFRA) de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA). 

Para aquellos cuyos ingresos no se incrementaron en el primer mes del gobierno de Milei, la pérdida se suma a la ya significativa caída del 25% durante la gestión de Mauricio Macri y un adicional 10% durante el año más impactado por la pandemia con Alberto Fernández como mandatario.

El salario mínimo, vital y móvil, afectado por la devaluación impulsada por Milei y su ministro de Economía, Luis Caputo, sufrió una reducción del 14,8% en términos reales en diciembre pasado. Esto lo dejó un 25,9% más bajo que en diciembre de 2019 y un alarmante 42,9% menos que en el mismo mes de 2015.

El informe destaca que, debido a que el aumento de precios fue más pronunciado para los alimentos, la pérdida de poder adquisitivo del salario mínimo es aún mayor cuando se considera exclusivamente en alimentos. La pérdida fue del 36,8% en comparación con diciembre de 2019 y del 50,7% en comparación con diciembre de 2015.

El salario mínimo, que actualmente se encuentra en $156.000, según el informe, debería haber sido de $272.891 en diciembre pasado para no perder frente a diciembre de 2015.

El informe alerta que los bajos valores del salario mínimo impiden incluso la adquisición de la canasta básica alimentaria para una "familia tipo". A pesar de que el costo de esa canasta fue de $240.679 en diciembre, el salario mínimo solo cubrió el 64,8% de la misma.

En relación con la canasta básica total, que define la línea de pobreza y excluye incluso el costo de un alquiler, fue de $495.798 en ese mismo mes. El salario mínimo no alcanzó ni siquiera un tercio de su valor.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música