fbpx
14
Dom, Jul

Nacional

La incorporación de Federico Sturzenegger al gobierno de Javier Milei no fue tarea fácil de definir. En las últimas horas, el nombre del ex titular del Banco Central durante la administración de Mauricio Macri resonó con frecuencia en los despachos oficiales, y no precisamente con afecto. En la Casa Rosada se destaca que la deuda pasada no se pagará, aunque sí se realizarán giros en función de los ingresos actuales.

Límites y Competencias

En el entorno presidencial se asegura que las competencias de Sturzenegger con el Ministerio de Economía “ya fueron establecidas” para evitar fricciones con el ministro Caputo. Las atribuciones respecto a las empresas públicas y aquellas a privatizarse quedarán, en principio, bajo la órbita del Palacio de Hacienda.

El nuevo ministerio de Sturzenegger absorberá áreas cedidas por la Jefatura de Gabinete, cuyo titular, Guillermo Francos, decidió que dicha cartera se limite a la “coordinación” y no al “control”, dejando bajo su jurisdicción dependencias específicas como el presupuesto nacional.

Modernización y Desregulación

La llegada de Sturzenegger tiene como objetivo principal “modernizar y liberar las trabas que frenan al sector privado”. Se especula que contará con una Secretaría de Desregulación Económica, con la misión de revisar y simplificar normas que obstaculicen el funcionamiento económico.

Estilo y Facultades

El presidente Milei no ha escatimado en elogios, refiriéndose a Sturzenegger como el “mejor economista del planeta”. En ámbitos oficiales se comenta que el nuevo funcionario tiene un estilo “muy particular” que no pasará desapercibido en el gabinete. Esta peculiaridad podría ser una de las razones de la demora en su asunción, ya que se buscó definir con claridad sus competencias.

Lo que es indudable es que Sturzenegger tendrá amplias facultades para desregular, desburocratizar y reducir la injerencia del Estado en la economía.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música