fbpx
14
Dom, Jul

Economía

La venta de naftas en Argentina sufrió una notable disminución durante la primera mitad del año, destacándose una caída del 22% en la nafta premium en comparación con el mismo período de 2023, según el informe de la consultora Economía y Energía. Este descenso se atribuye al aumento de precios y la recesión económica. Por otro lado, la demanda de naftas grado 2 disminuyó solo un 2% interanual.

La Ciudad de Buenos Aires fue una excepción, registrando un aumento del 7,9% en la venta de naftas. Sin embargo, varias provincias experimentaron caídas significativas en el consumo, como Misiones, que sufrió una caída del 29%. Esta reducción se explica por los altos precios del combustible en la provincia y la menor demanda de automovilistas de países vecinos.

Esta tendencia también se observó en otras ciudades fronterizas argentinas como Puerto Iguazú (50%), Posadas (36%) y Formosa (60%). A pesar de ello, hay una ventaja destacada: el encarecimiento del combustible en dólares es menor si se considera el tipo de cambio blue.

El gasoil tampoco se salvó de esta retracción. Su demanda cayó en todo el país, excepto en la Patagonia. La mayor disminución se registró en la región del noreste argentino, que incluye Formosa y Misiones. La región pampeana concentró el 40% de la demanda total de gasoil, con una disminución del 8% en el gasoil grado 3 y del 3% en el gasoil grado 2 a nivel nacional.

La brecha de precios entre las naftas y el gasoil se redujo a la mitad en los últimos dos años debido a la crisis de abastecimiento que incrementó el precio del gasoil en el mercado nacional. Esta situación llevó a las principales refinerías a disminuir la diferencia de precios entre los combustibles grado 2 y grado 3, según el informe.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música