fbpx
15
Lun, Jul

Local

El Municipio de Río Gallegos continúa implementando su Plan Invernal, llevando a cabo acciones territoriales en toda la ciudad ante la persistencia de las bajas temperaturas. El Intendente Pablo Grasso enfatizó la necesidad de una mayor presencia estatal para atender a los vecinos afectados por la emergencia climática.

"Gracias a la previsión y trabajo planificado y coordinado, hemos podido enfrentar estas dos semanas con la distribución de agua, leña, carbón, y asistencia a las familias, incluso apoyando a los organismos provinciales ante diversas problemáticas," señaló Grasso.

El Intendente realizó recorridas por diversas arterias de la ciudad, donde las motoniveladoras despejan la nieve convertida en hielo, lo que genera importantes inconvenientes en el tránsito. En este contexto, Grasso destacó que "el plan invernal en Río Gallegos se implementó de manera efectiva en esta primera etapa. Continuamos equipando y fortaleciendo la flota y coordinando acciones en los barrios. Hoy muchos vecinos han perdido la capacidad de compra y la situación es cada vez más cuesta arriba."

Grasso subrayó la necesidad de una mayor intervención estatal debido a las dificultades que enfrentan los vecinos. "Tenemos muchos vecinos que no pueden pagar un bidón de agua. El ajuste y la subida de precios han castigado a los sectores medios y bajos, y sumado a la emergencia por el clima, el combo es brutal," afirmó.

La coordinación de la emergencia involucra diversas áreas de gobierno, incluyendo Salud, Coordinación Ejecutiva, Construcciones, Obras Públicas y Desarrollo Comunitario, con el objetivo de generar acciones integrales de asistencia y registrar las situaciones de mayor emergencia. En este sentido, Grasso criticó las decisiones tomadas en el Congreso: "Lo que votaron nuestros senadores no es lo que necesitamos en Santa Cruz, ni lo que necesita nuestra gente. No es menos Estado, es más Estado y más gestión para nuestro pueblo."

El Intendente detalló los recursos utilizados hasta el momento: "Comenzamos con 27 camiones de sal, totalizando unas 260 toneladas, y otro tanto de carbón, además de madera que fuimos a buscar a 28 de Noviembre."

Por último, Grasso destacó el trabajo de acondicionamiento de la flota municipal para enfrentar las inclemencias climáticas y el esfuerzo continuo en todas las arterias para combatir el congelamiento de la nieve. "Se distribuyeron cerca de 100.000 litros de agua y asistimos a cerca de 500 familias," concluyó el Intendente.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música