fbpx
22
Sáb, Jun

Local

El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, mantiene un contacto permanente con el actual intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, para estar al tanto de las concecuencias de la Ley Ómnibus y el DNU en todo el país. Ambos líderes expresaron preocupación por presuntas negociaciones que podrían resultar en la entrega del territorio a corporaciones extranjeras a cambio de concesiones mínimas.

Grasso destacó mirada federal de Quintela hacia las diferentes localidades de Argentina, especialmente en el sur, evaluando el impacto de las medidas en la región patagónica. En este contexto, Grasso comentó que han intercambiado ideas para desarrollar herramientas que combatan la crisis, fortaleciendo espacios de encuentro, debate y organización en Santa Cruz.

El intendente recuerdó que Quintela fue el primero en advertir sobre posibles amenazas a las provincias y sus recursos. Ambos líderes se comprometieron a convocar y coordinar acciones de unidad frente a la posible entrega de empresas estatales, explotación indiscriminada de recursos, dolarización de tarifas, derogación de leyes fundamentales, flexibilización laboral, y otras medidas que afectarían a las economías regionales.

En particular, expresaron su preocupación por la modificación de la Ley de Glaciares, la desregulación de la explotación de minerales y petróleo en Santa Cruz, la pérdida de fondos jubilatorios, la destrucción de economías regionales debido a la apertura de importaciones, y la transferencia de recursos a sectores concentrados de la economía.

Por último, Grasso resaltó liderazgo de Quintela, destacándolo como un ejemplo para aquellos que comparten las raíces peronistas y del campo popular. Ambos líderes coinciden en la importancia de actuar sin especulaciones y en defensa de la Patria ante los desafíos actuales.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música