fbpx
21
Mié, Feb

Economía
Typography

Los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) revelan una situación extrema para los trabajadores argentinos, con una caída salarial sin precedentes en las últimas cuatro décadas. Según el último Índice de Salarios, el sueldo promedio aumentó un 152,7%, significativamente por debajo del aumento del 211,4% que registró la inflación.

El informe del INDEC detalla que los salarios del sector privado registrado subieron un 165,8%, los de los empleados públicos un 148,6%, y los de los trabajadores informales un 115,3%. Sin embargo, en diciembre se observó una desaceleración significativa en el aumento salarial, con un alza del Índice de Salarios del 8,9%, frente a una inflación del 25,5% en ese mes.

En diciembre, los sueldos del sector privado aumentaron un 11%, los del sector público un 5,5%, y los de los trabajadores no registrados un 7,5%. Esta situación llevó a una caída pronunciada del poder adquisitivo, con una pérdida del 11,5% para los empleados privados y del 15,9% para los empleados públicos en solo un mes.

Ante este escenario preocupante, el Gobierno convocó para la próxima semana al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil para discutir un nuevo piso de ingresos. Actualmente, el salario mínimo se sitúa en $156.000, pero la Confederación General del Trabajo (CGT) pedirá un aumento del 85%.

Estos datos confirman una tendencia alarmante en el panorama laboral argentino, con una brecha cada vez mayor entre los ingresos de los trabajadores y el costo de vida, lo que representa un desafío significativo para el Gobierno y los actores sociales involucrados en la negociación salarial.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música