fbpx
21
Mié, Feb

Ciencia y Tecnología
Typography

La empresa china Betavolt Technology, especializada en semiconductores, baterías y nuevos materiales, ha sorprendido al anunciar el éxito en el desarrollo de una pila atómica destinada al mercado de consumo. La BV100, como la denominan, funciona mediante la energía obtenida a través de la desintegración natural del isótopo radiactivo níquel-63.

Aunque las pruebas preliminares han sido exitosas, la compañía debe superar más pruebas de seguridad antes de iniciar la producción a gran escala. La BV100 ha sido diseñada para tener una vida útil de 50 años y puede alimentar una variedad de dispositivos, desde sensores inteligentes hasta smartphones.

El isótopo níquel-63 tiene un período de semidesintegración de aproximadamente un siglo, lo que contribuye a la presunta seguridad de la pila. Además, la BV100 incorpora un semiconductor de diamante que permite su operación estable en un rango de temperaturas entre -60 y 120 ºC.

A pesar de entregar 100 microvatios a 3 voltios, Betavolt sugiere que varias de estas pilas pueden utilizarse en serie o en paralelo para satisfacer las necesidades energéticas de diversos dispositivos. La empresa también está trabajando en una versión capaz de entregar 1 vatio, programada para el año 2025. Además, exploran otros isótopos como el estroncio-90, deuterio y prometio-147 para posibles mejoras en la capacidad y duración de la pila.

Es importante destacar que la pila BV100 no requiere mantenimiento y se espera que sea un producto disruptivo en el mercado, a pesar de su posible costo elevado.

Si llegaste hasta acá tomate un descanso con la mejor música